Blogia

shedimarssa

Autoras de shedimarssa

Autoras de shedimarssa

El docente es un lider, es un modelo a seguir y formador de nuevas generaciones es por eso que debemos prepararnos para poder llevar a cabo la continuidad de preescolar a primer grado utilizando diferentes estrategias con el fin de que se adapten al nuevo ambiente escolar de una manera natural más no brusca Sonrisa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

imagen

imagen

El transito de educacion inicial a educacion primaria es un lapso en el el cual todos los niños sufren cambiosLlora, una de las recomensaciones que damos es implementar las estrategias lúdicas ya que para ellos es importante y de mucho interés Risa

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Recomendaciones para el Docente de Primer Grado

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria

Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez

Núcleo - Coro

Participantes:

  • Colina Ediannis CI. 18.198.766
  • Colina Sheily CI. 16.708517
  • Camacho Vanessa CI. 18.888.351
  • Gonzalez Jovimar C.I 19.005.690
  • Rivas Maria CI. 11.141.292

 

La relación existente entre el nivel de preparación del niño al ingresar a la escuela y su aprendizaje en los primeros grados de la educación primaria, el estudio de esta relación responde al criterio referido a la necesaria continuidad que debe existir entre la educación preescolar y la primaria. Cuando se habla de la edad preescolar constituye una etapa significativa en la vida del individuo, pues en ella se estructuran las bases fundamentales del desarrollo de la personalidad, se forman y regulan una serie de mecanismos fisiológicos que influyen en el desarrollo físico, el estado de salud y en el grado de adaptación al medio iniciando el proceso de aprendizaje sistemático de los fundamentos de las ciencias, comienza una actividad mucho más seria y más responsable; sin embargo el estudio durante toda la vida escolar va a constituir una actividad vital, donde será evaluado por maestros, padres y sociedad en general todo esto resalta la importancia que tiene para el niño obtener éxito. Cuando el niño comienza a integrarse en primaria el niño comienza a experimenta y a descubrir su nuevo ámbito escolar manteniendo aun las características psicológicas propias de la edad preescolar ya que este desarrollo se da de forma continua y progresiva adquiriendo el niño un tiempo de adaptación a los nuevos cambios de su vida, este proceso se da determinado tiempo puede ser en los primeros meses o incluso todo el año escolar.

 Existe acuerdo a nivel internacional acerca de la trascendencia de la continuidad entre la educación inicial y preescolar y la educación básica. Se coincide en que el tránsito de una etapa a otra debe producirse de manera natural y que debe haber preparación tanto de los niños como de los docentes que están implicados en esta continuidad, la articulación debe garantizar ante todo un desarrollo progresivo, una continuidad lógica y natural a  fin de evitar cambios bruscos de una etapa a otra; un proceso educativo debidamente organizado que favorezca la ampliación y enriquecimiento del desarrollo del niño expresando una rápida adaptación a las nuevas condiciones a las que se enfrenta. Las consecuencias negativas para el desarrollo del niño se pueden producir tanto de inmediato como después presentándose dificultades para adaptarse a la nueva situación escolar perdiendo interés en las tareas escolares, necesitando realizar un mayor esfuerzo para mantenerse concentrados en las actividades, ya que no mantienen los mismos intereses pues el juego es su prioridad manifestándose desajustes emocionales, tales como: retraimiento, irritabilidad, llanto frecuente, negativismo, miedos, intranquilidad, ansiedad; es por eso que es necesario continuar trabajando en la preparación de los docentes de la escuela primaria en relación con las formas de actuación pedagógica con el niño que egresa del grado preescolar para lograr su adaptación a la nueva situación social del desarrollo, aun desde su condición de preescolar. Se requiere entonces que el educador desarrolle estrategias de educación y aprendizaje diferentes para la diversidad infantil que tiene en su grupo  considerando las necesidades intelectuales que poseen cada uno de los niños es ahí donde el docente acata sugerencias y recomendaciones que garanticen la correcta organización de la vida de los niños, asegurando la satisfacción de sus necesidades, los intereses y motivos propios de la edad, la alegría, el deseo de asistir a la escuela, y el equilibrio emocional imprescindible para esta etapa considerando  las actividades docentes con un enfoque lúdico, explotando las posibilidades de los juegos didácticos. No olvidando que el niño comienza en el 1er. grado, después de un periodo de receso o vacacional en que se refuerza la satisfacción de la necesidad de juego, ser flexible en la duración de las actividades. Es necesario tomar en consideración la limitada capacidad para soportar una actividad que puede provocar un rápido agotamiento de las neuronas y alteraciones en el comportamiento, por tanto, las posibilidades de concentración en esta edad son limitadas y aprovechar las experiencias cotidianas, la curiosidad infantil, el deseo de saber más y de saber hacer, su creatividad y la necesidad de reflejar sus vivencias, para reafirmar y consolidar hábitos y habilidades mediante la literatura, las actividades musicales y las productivas (dibujo, modelado, recorte, coloreado y otras) que le permiten representar la realidad con infinita libertad.

Estas recomendaciones no constituyen un modelo de intervención o una receta maravillosa que garantice el paso exitoso del niño por el aprendizaje en condiciones escolares; solo constituyen sugerencias que deben ajustarse a las particularidades del grupo de niños y a las propias del entorno escolar, de forma tal que se facilite el tránsito paulatino y seguro del niño de una etapa de su desarrollo a otra superior, el docente debe continuar su potenciación al máximo en este momento de tránsito, de forma tal que sirva como punto de partida para la organización del trabajo pedagógico dirigido al logro de dicho desarrollo. Este es un proceso muy complejo, en el que intervienen múltiples factores, no solo de orden cognoscitivo e intelectual, sino también afectivos y motivacionales.

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres